virgen-cabeza-cazorla-2010-18.jpg Romería de la Virgen de la Cabeza de Cazorla.ThumbnailsLuminarias de la Virgen de la Cabeza de CazorlaRomería de la Virgen de la Cabeza de Cazorla.ThumbnailsLuminarias de la Virgen de la Cabeza de CazorlaRomería de la Virgen de la Cabeza de Cazorla.ThumbnailsLuminarias de la Virgen de la Cabeza de CazorlaRomería de la Virgen de la Cabeza de Cazorla.ThumbnailsLuminarias de la Virgen de la Cabeza de Cazorla

La Virgen de la Cabeza de Cazorla. Según una antigua leyenda, durante la ocupación musulmana, nuestros mayores, para evitar que los infieles profanaran la ermita, ocultaron una imagen de la Virgen en la Peña de los Halcones. A mediados del siglo XV, un pastor que guardaba su rebaño, barruntando tormenta, se ocultó en unas rocas; una chispa rasgó las piedras, el pastorcico, aterrado, cayó de bruces. Cuando levantó la vista, la Virgen, de rostro trigueño le miraba sonriente. Los cazorleños, cerca del lugar donde se apareció, levantaron una ermita y comenzaron a venerarla como Patrona con el Titulo de Nuestra Señora de la Cabeza. La Hermandad estaba esencialmente constituida por pastores y ganaderos, así como miembros del clero y la nobleza. Entre estos últimos se distinguió en el siglo XVII, D. Sancho Fernández de Angulo, fundador de la ciudad de Nueva Barcelona en América. Durante la Guerra de la Independencia, numerosas familias se refugiaron en la ermita, que fue incendiada por los franceses el 7 de septiembre de 1810. La efigie de Nuestra Señora se salvó oculta entre unos matorrales. El 25 de julio de 1936 fue destrozada la imagen de la Virgen. Acabada la contienda civil D. Francisco Gomara realizó la preciosa talla actual, y, quizá pensado en la imagen de Andujar, la hizo negra. Cuando el pueblo la vio, fue envuelta, exigiendo el cambio de color. En "La Romería", el último domingo de Abril de cada año, se sube a la Virgen hasta el Santuario, y a la caída de la tarde, se baja a la parroquia, en donde permanece todo el mes de Mayo.